Rapsodia Todos Hermanados

2006

Concierto para violín, guitarra y orquesta de cuerdas 

Dedicado a Ara Malikian
 
Duración: 15’20’’
 

Allegro

Lento

Andantino moderato

Vivace

Pantilla: guitarra, violín, contrabajos, cellos, violas, violines 2 y violines 1
 

Existe un tema universal en mi ideario personal que es fuente de inspiración permanente a la hora de soñar una obra, para más tarde, materializarla. Éste es la convivencia pacífica entre culturas.

He utilizado el violín como instrumento concertante porque es un instrumento clásico que ha sido adoptado por las distintas culturas populares, judía, gitana, árabe, y cada una ha sabido desarrollar su propia personalidad estilística, ampliando en muchos casos las posibilidades de este instrumento. El violín habla el mismo idioma con distintos acentos, sirve de transmisor de valores humanos, pone de relevancia lo mejor de cada cultura para que, con este conocimiento previo, podamos apreciarla, respetarla y valorarla.

La guitarra es un instrumento que se ha extendido por todo el mundo adquiriendo todas las formas imaginables y desarrollando todos los matices y estilos. En este doble concierto he querido practicar un juego con el que disfruto mucho como guitarrista, que es tratar de imitar las características técnicas y tímbricas de cualquier otro instrumento. En este caso, la guitarra ha querido dejar de ser guitarra por momentos y dejarse influenciar para cantar como un violín, y a través de distintos recursos, como son la utilización de las tesituras agudas, el dedillo o alzapúa y los glisandos, parecerse, de algún modo, a su interlocutor.

La orquesta por su parte tiene un papel muy activo, desarrollando los siguientes aspectos:

  • Melodía: Da voz propia en algunos pasajes a otros instrumentos como el cello, y a través de la técnica de contrapunto, mantiene diálogos con otros instrumentos de la orquesta.
  • Armonía: Disposiciones armónicas atendiendo al reparto de voces por secciones contrastadas.
  • Ritmo: Define desde el primer compás de la obra el origen ancestral de cada tema, que en el transcurso de la obra y a través del recurso de la polirritmia procura, ya hacia el final, la convivencia musical de los distintos estilos.